Soft skills y Life skills, las destrezas transversales que te diferencian

Soft skills y Life skills, las destrezas transversales que te diferencian

Algunas personas se desenvuelven por la vida con un brío y una soltura envidiables. Otras muchas tienen enormes dificultades para mostrarse tan habilidosos en su relación con los demás, su estar en el mundo y en las situaciones a las que se enfrentan, tanto personal como profesionalmente. Ese brío y esa soltura son la parte visible de unas destrezas transversales tales como la apertura de mente, el pensamiento creativo, la aptitud comunicativa, la adaptación a todo tipo de situaciones, la facilidad de conectar con otros independientemente de su procedencia y condición, la empatía y otras cualidades y destrezas que amplían enormemente el campo de los logros posibles en la vida.

¿Qué son soft skills y life skills?

Todas esas habilidades para amoldarse con facilidad a las circunstancias se denominan soft skills en el mundo del trabajo y life skills en el resto de contextos. Se les puede llamar destrezas no cognitivas, en el sentido de que no se aprenden “académicamente” pero sin duda alguna se pueden aprender. No obstante, aunque lo correcto es decir que se adquieren.

Estas competencias o aptitudes humanas están relacionadas con el comportamiento más que con el conocimiento y no se “enseñan” de forma académica al no poder considerarse enseñanzas regladas. Pero a medida que el mundo se vuelve más complejo, incierto, ambiguo y volátil, se va asumiendo que estas “capacidades socio-emocionales” son indispensables para entender y afrontar los cambios o la falta de visibilidad de las circunstancias presentes o futuras.

La lista de soft skills es bastante larga. Algunos de sus componentes son frutos de la madurez y otros, por el contrario, características de la juventud. La capacidad para adquirir o desarrollar estos rasgos dependen también mucho de la personalidad, de la actitud ante la vida, de la forma de entender y vivir las relaciones con los demás o de las situaciones que se presentan en la vida.

¿Cómo se desarrollan?

Es normal que los jóvenes no sean del todo conscientes de las competencias humanas necesarias para medrar. Es el contacto con los demás, la demostración por las experiencias vividas y el transcurso del tiempo los que se lo pueden ir revelando poco a poco. Estar por tanto atentos a los demás, pedir consejo, estar abierto al dialogo y saber escuchar son habilidades que pronto dan paso a las demás. La observación externa se puede completar con el hábito de la introspección, para averiguar cuáles son los puntos fuertes y las flaquezas de uno en las distintas situaciones en las que se ve envuelto.

Los buenos modales, el optimismo, el sentido común, el humor, la empatía y la capacidad para colaborar (el espíritu de grupo) son cualidades humanas importantes. La adaptabilidad es otro soft skill imprescindible. Poder trabajar, responder, reaccionar y mantener un ánimo constante y el equilibrio emocional, aun cuando se producen cambios radicales en la situación vivida, son pruebas de fortaleza y ductilidad al mismo tiempo. Permanecer respetuoso y positivo en caso de desacuerdo es un rasgo que tampoco es dado a todo el mundo y que distingue a unas personas de otras.

Si uno cultiva, además, la humildad y el deseo de aprender de cada nueva experiencia, así como la capacidad de sorprenderse en cada descubrimiento, se predispone a ampliar permanentemente sus horizontes y el espectro de comprensión y cooperación con los demás.

No hay un sistema de medición exacto y científico para que uno pueda medir su “puntuación” en estas habilidades porque, por definición, son básicamente abstractas y, además, suelen ser los demás quienes las observan y las aprecian, si bien con el tiempo uno acaba sabiendo en cuál de ellas destaca más y cuál tendría que mejorar.

Relación con la personalidad

Por regla general, al estar muy relacionadas con la personalidad, hay una relación bastante evidente entre los rasgos del carácter de uno con las aptitudes que tiene más desarrolladas. Una persona imaginativa y con gran inventiva tendrá más facilidad para desarrollar la capacidad de encontrar una respuesta creativa a una situación o resolver de forma original un problema. Una persona altruista y solidaria tendrá más facilidad para manifestar empatía, acercarse a las posturas de los demás y ponerse en su lugar. Una persona curiosa e inquieta desarrollará un agudo sentido de la observación al tener la mente abierta a nuevas ideas y posibilidades.

Nuestro talento

Porque en realidad las soft skills no son más que nuestras cualidades debidamente potenciadas de cara a los proyectos, trabajos y experiencias que nos planteamos. Y el conjunto de nuestras soft skills, junto con nuestras hard skills (conocimientos y competencias profesionales) vienen a ser el tan deseado talento, ese compendio tan valioso para uno mismo, y también para los demás.

Analena Maury
hello+analena@TLTeducation.com

Mi trabajo es asesorar y acompañar a toda persona u organización que necesite orientación, método y creatividad para diseñar sus historias, en cualquier formato, darles valor y compartirlas. http://anamaury.com

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

El sitio web www.thelemontreeeducation.com utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que se obtiene a través del análisis de los hábitos de navegación de manera anónima. Al continuar la navegación sin cambiar la configuración, se considerará como aceptado el uso de cookies del sitio web. Para obtener más información o modificar el uso de las cookies puede acceder a la Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies