10 razones por las que limitar el contacto con España

10 razones por las que limitar el contacto con España
11Sep 2022

Cuando estudias en el extranjero no solo aprendes un nuevo idioma y forjas un mejor curriculum de vida, también formas una nueva visión del mundo y desarrollas nuevas habilidades como la comunicación, la adaptabilidad, la resolución de crisis, la responsabilidad y el liderazgo.

Son características que surgen gracias a que sales de tu zona de confort, a que te integras con tus nuevos amigos, con tu nueva familia anfitriona, en tu nuevo colegio internado, con la nueva cultura, comida, tradiciones, perspectivas, etc. Pero esto solo lo logras limitando la conexión con España.

Puede parecer extraño o un tanto drástico, pero la mejor forma de integrarse y adaptarse verdaderamente a esa forma de vida totalmente nueva es limitando el contacto con mamá, papá, familiares y amigos en España mientras dure tu estancia en el país anfitrión. Y las siguientes 10 razones te harán comprenderlo mejor.

1. Construyes vínculos fuertes

Al reducir o limitar el contacto con tus familiares y amigos en España, el tiempo para convivir con la familia anfitriona en el extranjero y conectar con los nuevos amigos será mayor. En consecuencia, tu atención estará puesta en involucrarte con ellos y en ser partícipe de las tareas cotidianas, desde poner la mesa a ayudar en el mantenimiento del jardín.

Por lo tanto, podrás construir vínculos muy fuertes, incluso de por vida.

2. Cambias la forma de percibir el mundo

Es importante limitar el contacto con España para que puedas, realmente, dirigir tu atención a las normas, valores, creencias y costumbres del país extranjero. De esta forma lograrás comprender y percibir al mundo con otros ojos, ser tolerante y objetivo con otras culturas y estar abierto a encuentros interculturales.

Pero si estás en constante contacto con tus padres, se romperá constantemente ese proceso que te lleva a entender la nueva cultura.

3. Disminuyen los sentimientos de nostalgia o melancolía

Es normal que surjan en ti los sentimientos de nostalgia o melancolía por tu familia y amigos en España, por la rutina, por las costumbres, incluso por la comida. Y aunque pueda parecer que llamar a mamá y papá calme o disminuya ese sentimiento, en realidad contactarlos frecuentemente, en cualquier momento, solo hará que sientas más esa distancia después de hablar con ellos.

Si limitas el contacto con España a una llamada por semana te será más fácil integrarte en las actividades de la familia anfitriona, a involucrarte en las actividades cotidianas de esa nueva cultura y a crear nuevos recuerdos. Esto te ayudará a disminuir y a recuperarte de la nostalgia.

4. Desarrollas mayor confianza en ti mismo

Cuando la comunicación con tus padres es limitada se crea el escenario perfecto para demostrarte que puedes hacer frente a cualquier reto. ¿Por qué? Porque sales de esa zona de confort y tienes que llevar a cabo ciertas actividades sin su ayuda.

De esta forma desarrollarás una gran confianza en ti mismo y te sentirás más seguro al interactuar dentro de esa nueva cultura y en cualquier entorno futuro en el que llegues a encontrarte.

5. Se acelera el proceso de integración y adaptación

El mantener un contacto muy frecuente con tus padres hará que llegue constantemente a tu mente lo cómodo y adaptado que te sentías en España. Lo que, sin duda, disminuye tu motivación al cambio y te resta un valioso tiempo.

Pero si limitas el contacto con España, tu motivación, energía y tiempo estarán intactos para acostumbrarte a la nueva escuela, conectar con nuevos amigos, aprender el idioma, etc. Y como resultado, tu integración y adaptación se producen más rápido.

6. Disminuye el choque cultural

La diferencia de cómo se perciben ciertas situaciones y costumbres entre el país extranjero y España puede resultar mentalmente estresante. Esto es lo que llamamos “choque cultural” y sucede porque, normalmente, nuestra emociones y pensamientos están condicionados a la forma de nuestro país de origen.

Si llamas constantemente a tus padres y comentas sobre la nueva cultura solo avivarás ese sentimiento de estar fuera de lugar. ¿Quién puede sacarte de dudas o explicarte qué es normal o no en el nuevo país? Solo la familia anfitriona, el personal de tu internado y los nuevos amigos, ellos son los expertos en esa nueva cultura.

7. Aumenta tu capacidad de superar retos

Estudiar en el extranjero siempre significa enfrentar desafíos. No conocer a nadie, no dominar el idioma o acostumbrarte a una forma diferente de enseñanza son retos seguros que debes superar como individuo.

Si constantemente llamas a tus padres, lo más seguro es que ellos traten de intervenir a tu favor. ¿Cómo? Resolviendo el problema lo más que puedan en lugar de ir a través de los cauces establecidos (principalmente que tú hables con el personal que hay en el país de destino). Pero si limitas tal contacto podrás pasar por el proceso de experimentar emociones negativas y positivas que te ayudarán a gestionar y a superar por ti mismo las situaciones difíciles.

8. Tus habilidades lingüísticas se incrementan

Siempre limitar el contacto con España te ayudará a tener más tiempo y más necesidad de estar más conectado con todo los nativos del país en el que te encuentres

Y solo inmerso en la cultura del país y en su vida cotidiana, compartiendo sentimientos y resolviendo los problemas del día a día podrás sumergirte por completo en el idioma extranjero e incrementar tus habilidades lingüísticas, a través de una experiencia más allá de la academia.

9. Encuentras nuevos intereses

Limitar el contacto con España te ayudará a descubrir el potencial que tienes para solucionar problemas y para adaptarte a una nueva forma de ver la vida.

Y en ese proceso como individuo también descubrirás nuevos intereses y actividades de entretenimiento que te llamen la atención, como un nuevo deporte, ingresar a una academia de baile, disfrutar de una obra de teatro, etc.

10. Ganas desarrollo personal

Mientras limites el contacto con España tendrás la oportunidad de enfrentar los desafíos solo, superar la barrera del idioma, hacer nuevos amigos, aprender a ver con otra perspectiva cada aspecto de la nueva cultura y adaptarte. Y todo ello siempre con el apoyo de The Lemon Tree Education.

Esto, sin duda, te ayuda a desarrollar tu naturaleza independiente, a que te descubras como un explorador, un entusiasta, un individuo curioso ante el mundo, a que pongas a pruebas tus capacidades de adaptación, de tolerancia, de resolver eficazmente los problemas, incluso los más inesperados.

Definitivamente, estudiar en el extranjero es una experiencia completamente transformadora que te ayuda a salir de la zona de confort para que crezcas y brilles personal e intelectualmente. 

Pero desarrollar tales habilidades solo será posible haciéndote consciente de que tienes que integrarte verdaderamente con la nueva cultura, con la familia, con los amigos y con la escuela que te esperan.

En The Lemon Tree somos especialistas y apasionados de la educación internacional. Trabajamos en conjunto con cada familia para buscar siempre la mejor opción para el estudiante y lograr que la experiencia ofrezca el máximo provecho para los jóvenes.

Sobre el Autor

The Lemon Tree Education

The Lemon Tree Education

Somos un equipo de consultores de educación con amplia trayectoria en el sector. Ayudamos a familias y profesionales de la educación a desarrollar un plan estructurado para sus hijos o alumnos. #transparencia #educacioninternacional #expertoseneducacion

Deja un comentario

Dinos cómo podemos ayudarte. Te llamamos.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad