Celebraciones, rituales y transformación social

Celebraciones, rituales y transformación social
25Dic 2021

¡Feliz Navidad a todos y todas! Espero que estéis disfrutando lo mejor posible de estas nuevas fiestas y celebraciones que llevamos a cabo en nuestra cultura. A pesar de la situación actual, siempre es una buena ocasión para celebrar con nuestros seres queridos. ¿Ya tenéis planes para estos días? ¿Cómo celebráis vosotros esta época del año? Indaguemos un poco a través de los próximos dos artículos en la importancia de las celebraciones y rituales en las diferentes culturas.

Las celebraciones, ceremonias y rituales pueden ser ingredientes importantes en la cohesión social que mantiene unido a un grupo o un sistema, como con nuestros amigos y familiares. Pueden servir como forma de expresión grupal que involucre arte y creatividad y pueden contribuir al sentido de identidad de un grupo. Muchos de nosotros, que crecimos en sociedades occidentales modernas, podemos beneficiarnos de volver a aprender, remodelar o revivir tales celebraciones y tradiciones.

Las celebraciones, ceremonias y rituales pueden centrarse en ciclos naturales o estacionales, eventos globales o ritos de paso que marcan las transiciones de las etapas de la vida. Pero muchos ni siquiera requieren una ocasión especial. También, pueden ser formas de arte colectivas, momentos en los que se celebra de manera consciente, facilitando así la conciencia de cuán profundamente puede beneficiar a un grupo. Pueden ser dinámicas, elaboradas, espontáneas o personales; celebrando la alegría de estar vivo, o marcando el cierre de una etapa.

Normalmente en nuestra sociedad solemos celebrar los cumpleaños, las bodas, las fechas marcadas como las Navidades o la Semana Santa. No obstante, seguro que si has estado en otro país has podido experimentar alguna de sus fiestas más marcadas como “El día de acción de gracia” o algunas ceremonias como “la ceremonia del té japonés”.  

 ¿Para qué celebramos?

La vida es un flujo perenne de ciclos, estaciones y etapas de desarrollo. La mayoría de las sociedades tienen eventos ceremoniales para marcar el paso de un individuo de un estatus social o religioso a otro. En las culturas tradicionales, los ritos de iniciación también se celebran en las principales transiciones de la vida (nacimiento, maduración, muerte) para empoderar a las personas y transmitir la sabiduría grupal acumulada. Los ritos de iniciación generalmente afirman la solidaridad comunitaria, especialmente en tiempos de cambio o crisis.

Necesitamos celebraciones, ceremonias y rituales para presenciarnos y apoyarnos mutuamente a través del dolor y la alegría, honrar las transiciones, recordar y conectar con los ciclos interminables de la vida. Dar sentido a ocasiones importantes y acceder a una mayor capacidad creativa. Especialmente cuando las personas de nuestro alrededor se encuentran en un momento de necesidad. Como cuando están de duelo o acaban de dar a luz, las costumbres que ofrecen un «cuidado» significativo contribuyen al bienestar de toda nuestro entorno y ecosistema.

La pérdida de los rituales tradicionales y de algunas tradiciones pueden ser un factor importante en el aislamiento y la desconexión que se observan en muchas sociedades occidentalizadas modernas.

Cuando los ancianos están presentes en nuestras vidas, podemos recurrir a ellos en busca de orientación para revivir los rituales culturales. Y cuando no tenemos esa diversidad generacional podemos aprender de los “linajes” de quienes la tienen o co-crear nuestros propios rituales y celebraciones de acuerdo con nuestras necesidades culturales.

 ¿Cómo puedes co-crear ceremonias y rituales?

Déjame hacerte una pregunta: ¿alguna vez has creado tu propia celebración o ritual, más allá de tu cumpleaños, santo o cualquiera de las celebraciones tradicionales? ¿Te has planteado alguna vez celebrar el cierre de una etapa donde has estado más triste o el cambio de verano a otoño? Puede sonar raro, pero las celebraciones y rituales personales tienen muchos beneficios emocionales.

También puedes, por ejemplo, co-crear una ceremonia o un ritual que esté inspirado en otra cultura, si no utilizas elementos, frases o actividades que sean específicos de esa cultura. Digamos que quiere co-crear un ritual para honrar a tus antepasados ​​y no tienes experiencia personal con eso. Primero puedes aprender cómo otras culturas honran a sus antepasados, para darte algunas ideas. Es posible que te sientas inspirado por actividades como: ofrecer a los antepasados ​​algo de comida que les hubiera gustado; hacer un picnic familiar en un cementerio; encendiendo una vela en su memoria. El ritual que elijas puede incluir actividades que generalmente tienen una forma similar a las de las culturas que lo inspiraron. Sin embargo, no deben contener nada específico de esa cultura, todos los detalles específicos deben ser relevantes para su cultura. La comida que prepares debe ser relevante para tu cultura; el picnic que organice debe estar en un cementerio que tenga relevancia para su cultura; las palabras que dices cuando enciendes una vela deben ser relevantes para tu cultura.

¿Apreciación o apropiación cultural?

Si nos sentimos tentados a liderar o establecer rituales o costumbres que provienen de una cultura distinta a la nuestra, debemos tener cuidado de no participar en la “apropiación cultural”. La apropiación cultural, según el diccionario de Oxford, es «la adopción no reconocida o inapropiada de las costumbres, prácticas, ideas, etc. de un pueblo o sociedad por miembros de otro pueblo o sociedad (típicamente más dominante)».

Antes de compartir un ritual o ceremonia que sea de una cultura diferente, especialmente si nuestra propia cultura es más dominante. Debemos preguntarnos si estamos participando en la apreciación cultural o la apropiación cultural. Más concretamente, podemos preguntarnos: «¿Qué me da derecho a celebrar esta ceremonia si no tengo linaje de esta cultura?»

Veamos la distinción de estos dos conceptos:

  • En la apreciación cultural estamos en el papel de aprendices. Involucramos como guías a aquellos que están en el linaje del ritual o en la cultura de origen, nos educamos sobre el significado de la costumbre o ceremonia. Compartimos solo con el permiso de aquellos dentro de la cultura de origen. Damos crédito y honramos la cultura de origen sin perpetuar estereotipos y evitamos usar el ritual para beneficio personal (dinero, prestigio, una foto para publicar en redes sociales).
  • En la apropiación cultural, por otro lado, no involucramos a los de la cultura de origen. Explotamos la cultura de origen (quizás sin querer) para beneficio personal, recibimos dinero, prestigio u otros beneficios; presentamos aspectos de la cultura de una manera que refuerza los estereotipos; representamos la cultura o el significado de la ceremonia de manera inexacta; o imitamos algo sin entenderlo ni honrarlo.

Por lo tanto, con cuidado de respetar y honrar cualquier cultura oprimida, marginada o no dominante de la que aprendamos. En el próximo artículo de The Lemon Tree Education veremos algunos tipos de celebraciones, ceremonias y rituales que pueden enriquecer nuestras vidas. Exploraremos la salud, el nacimiento, la madurez, la pareja, la muerte, el duelo y los ciclos de la naturaleza como oportunidades regulares para crear significado juntos.

Sobre el Autor

Iván Ballesteros

Iván Ballesteros

Ivan es coordinador de proyectos sociales, emprendedor, facilitador y coach. Ha viajado por Europa y África analizando comunidades donde el desarrollo personal y comunitario son los ejes principales. Ha trabajado en países como España, Rumania, Italia y actualmente Alemania, diseñando programas educativos donde la cooperación, la creatividad y la responsabilidad son el contexto. Su visión es crear una comunidad alternativa para jóvenes, donde cultivar sus habilidades y desarrollar proyectos sostenibles.

Más sobre mí:

Deja un comentario

Dinos cómo podemos ayudarte. Te llamamos.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad