Creencias – Explicando el mundo que nos rodea

Creencias – Explicando el mundo que nos rodea
03Abr 2021

Nos pasamos nuestra vida explicando y comprendiendo nuestro mundo a través de nuestras creencias. Estas ideas y concepciones que tenemos de cómo somos, cómo funcionan las cosas y la vida, determinan en gran medida nuestro éxito a la hora de relacionarnos con nosotros, con los demás y con nuestro entorno. 

Es por eso que hoy vamos a sumergirnos en el universo de las creencias, vamos a explorar cómo se relacionan con nuestras emociones y reacciones, la importancia de nuestro diálogo interno y cómo podemos tener una relación con esos diálogos internos más sana y amable.

¡Vamos a ello!

Supervivencia: protegiendo nuestra imagen

Supervivencia

Cuando nuestra autoimagen o la imagen que tenemos del mundo se ve amenazada, a menudo reaccionamos como si nuestra vida estuviese en peligro. Como un león que ruge marcando territorio. 

Sin embargo, es importante darnos cuenta de que nuestra percepción del mundo no siempre es la más realista o adaptada a lo que está ocurriendo. Esta versión tergiversada y subjetiva del mundo recibe el nombre de distorsión cognitiva, y viene a menudo en forma de pensamientos automáticos que no podemos controlar pero de los que podemos tomar consciencia

A continuación mencionamos las más comunes de estas distorsiones cognitivas:

  • Pensamiento dicotómico: el típico “todo o nada”. “Siempre haces eso”, “nunca haces esto otro”, “todos me perciben de esta forma”. 
  • Sobregeneralización: establecer una creencia válida para todo que aplicamos al mundo, a nosotros o a los demás a partir de eventos aislados. 
  • Catastrofismo: cuando imaginamos lo peor que podría ocurrir sin tener tanto en cuenta la probabilidad real de que eso ocurra. También podemos calificar algo de insoportable cuando en realidad es solo incómodo y inconveniente. 
  • Negación: es la tendencia a negar problemas, debilidades o errores. Podríamos decir que es la distorsión opuesta al catastrofismo.
  • Proyección: atribuir al otro pensamientos, sentimientos, virtudes o defectos que no son aceptados como propios porque generan angustia o ansiedad. 
  • Sesgo confirmatorio: sucede cuando tendemos en exceso a buscar evidencias que encajen con nuestras ideas preconcebidas de la realidad. 
  • Razonamiento emocional: cuando expresamos nuestra argumentación en términos de “sentimientos” en lugar de como impresiones o de una realidad objetiva. “Siento que me estás juzgando…” en lugar de “tengo la impresión/creo que me estás juzgando”. 

Te proponemos que identifiques en qué situaciones aparecen en tu vida y que reflexiones sobre su “antídoto”.

Tríada pensamientos, emociones, resultado

Tríada pensamientos, emociones, resultado

Existe una metodología eficaz para identificar y corregir patrones disfuncionales de pensamiento: la reestructuración cognitiva. 

Para entender cómo funciona, te proponemos que dibujes (en un folio o mentalmente) cinco columnas. Cada una de esas columnas estará asignada a uno de estos apartados: 

  • Situación: donde describes la situación de la manera más objetiva posible. 
  • Pensamiento: esta columna está diseñada para que puedas identificar tu/s pensamientos, creencias y/o distorsiones cognitivas.  
  • Emoción: para que puedas observar qué emoción surgía asociada a esta situación y estos pensamientos. Si no recuerdas, imagina la situación de nuevo y permítete sentir. 
  • Conducta: cómo reaccioné ante la situación. 
  • Pensamiento alternativo: ¿qué otra manera de entender la situación me ayudaría a relacionarme de una forma más sana y amorosa conmigo y con los demás? No se trata de reprimir los pensamientos que vienen, sino de darnos cuenta de que solo son pensamientos y que hay otras formas de entender la situación. Todos tenemos una tendencia a la hora de entender nuestro mundo (más “happy flower”, más enfocada en lo “negativo”, etc) y se trata simplemente de ver cuándo esa tendencia es apropiada y adaptada a la situación, y cuándo sería más sano tomar un poco de perspectiva y verlo desde otro enfoque también. 

Reto para ti

En los próximos días, si hay alguna situación que se te atasca o con la que sientes que no te quedas en paz, te invitamos a utilizar este método para tomar consciencia de tus pensamientos y cómo influyen en tu forma de relacionarte con tu mundo.

Programación neurolingüística

Programación neurolingüística

La PNL es una disciplina basada en la observación de patrones de conducta, ocupando el lenguaje un rol fundamental. Es también un modelo de comunicación que nos proporciona herramientas y habilidades para reconocer, entre esos patrones, los que no están siendo funcionales para poder transformarlos. 

La PNL en 3 niveles

Programación  

Hace referencia a los “programas mentales” establecidos que rigen nuestro pensamiento y comportamiento, proponiendo que pueden ser reprogramados

Neuro

Hace un guiño a la actividad neurológica que se pone en marcha, después de haber recibido la información sensorial. Asimismo, hace referencia nuestra interpretación de esa información

Lingüística

Dado que el proceso neurológico es representado, ordenado, secuenciado y transmitido a través de la comunicación basada en la palabra o el lenguaje, la PNL reconoce en el lenguaje la manera de representar nuestra organización mental y de nuestra forma de funcionar en el mundo.

Reto para ti

Te proponemos que empieces a prestar atención a cómo dices las cosas. Las palabras son poderosas

  • ¿Cómo lo has dicho?
  • ¿Qué has asumido? 
  • ¿Qué creencia hay detrás?

En definitiva, la PNL nos brinda herramientas diseñadas para desarrollar habilidades interpersonales e intrapersonales. Si quieres leer más sobre el tema, aquí tienes unas cuantas recomendaciones de libros muy interesantes.

Una nueva forma de entender la “autoestima” – autoestima y compasión

Seguro que has hablado de este tema a menudo. De tener “baja autoestima” o “alta autoestima”. Hoy te proponemos otra forma de enmarcar y entender la autoestima, e introduciremos el concepto de compasión como  una posible alternativa. 

Autoestima es nuestra respuesta para poder hacer frente al mundo de hoy en día. Representa lo mucho que nos valoramos o nos gustamos, y está basado en comparaciones con otros o un “yo” idealizado. 

Desde este marco, la “autoestima” forma parte de una cultura competitiva, donde nos sentimos por encima de la media (o por debajo) y donde perdemos de vista nuestra humanidad compartida

Por otro lado, la compasión (autocompasión o compasión hacia los demás) es una forma alternativa de sentirte bien contigo mism@. No está basado en juicios positivos o evaluaciones, sino que se trata de una forma de relacionarte contigo y con los de tu entorno. Desde este enfoque, puedes tener una mirada más amable y afectuosa con respecto a tus errores, puedes abrazar que la condición humana es imperfecta (en el sentido de que a veces nos equivocamos) y es una manera de sentirte conectado a tu humanidad, conectado con otros en nuestras fragilidades y fortalezas. 

autoestima y compasión

Los tres componentes de la compasión son:

  • Humanidad compartida: ver las experiencias de uno como parte de la experiencia por la que pasan la mayoría de los seres humanos y reconociendo que el sufrimiento, fracaso y errores son parte de la vida también (o, si vienes del “otro polo”, que también el éxito, la satisfacción y las decisiones acertadas son parte de tu vida). Que todos, incluyéndonos a ti y a mí, merecemos esa compasión. 
  • Amabilidad en nuestro diálogo interno: extender esa amabilidad y compresión hacia dentro, con un diálogo reconfortante y alentador. Ya verás como ese diálogo interno también influye en la manera de respetar los éxitos y vulnerabilidades de los que te rodean. 
  • Mindfulness: sostener esos pensamientos de una forma consciente, experimentando el momento presente de una forma plena y aceptando. Es decir, a través del no-enjuiciamiento de nuestra propia experiencia. Tienes un ejemplo de cómo practicar esto en nuestro artículo de Inteligencia Social II, donde mencionamos el continuum de consciencia

Una nueva manera de relacionarte contigo y con tu entorno. Atención a la tríada de pensamientos, emociones y los resultados en tu comportamiento. Desapego a la imagen limitada que tienes de ti, convirtiéndola en una flexible, atenta a lo que está ocurriendo internamente, a la situación y a lo que se requiere en un momento dado. Harás que se convierta en algo fácil cuanto más lo integres en tu vida. 

¡Feliz viaje hacia el interior!

Sobre el Autor

Alejandro Ballesteros Barnie

Alejandro Ballesteros Barnie

Alex es community manager, psico-terapeuta, formador y facilitador. Sus grandes aportaciones han sido realizar proyectos de cooperación internacional en Senegal, Costa Rica e India; programas de acompañamiento juvenil, educación emocional y experiencial en España; y coordinar la comunidad de expatriados más grande del mundo desde Alemania. Su misión es crear espacios donde los jóvenes puedan conectar con quiénes son, sus talentos y su manera de contribuir en el mundo de una forma sostenible.

Más sobre mí:

Deja un comentario

Dinos cómo podemos ayudarte. Te llamamos.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad