Educación diferenciada por sexo, ¿sí o no?

Educación diferenciada por sexo, ¿sí o no?
12Dic 2021

La educación diferenciada por sexo, single sex education, es un modelo pedagógico reconocido internacionalmente, y presente en la mayoría de los países pertenencientes a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). 

Aunque aquí, en España, no hay centros educativos públicos que oferten este tipo de educación, en otros países como Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá o Australia la educación diferenciada por sexo es una opción más en la oferta educativa.

Debemos tener en cuenta que en la educación y socialización de un niño y de una niña, no solo intervienen las enseñanzas que reciben en las aulas, sino que estas dependen de otros factores como la educación que reciben los menores por parte de sus padres, el nivel socioeconómico de las familias, la cultura y los estereotipos asignados a cada género. En la educación de un niño y una niña también influye el propio temperamento de la persona, sus capacidades e inteligencia, independientemente de su género.

Ventajas de la educación diferenciada por sexos 

La single sex education es un modelo pedagógico que parte de la igualdad entre niños y niñas. No se trata de que niños y niñas reciban una educación académica distinta, sino que esta se personalice adaptándose a los estilos de aprendizaje de cada niño y de cada niña. Su finalidad es facilitar la igualdad de oportunidades para que tanto chicas como chicos lleguen al mismo objetivo sin limitar sus capacidades, ni condicionar las opciones de futuro de chicos y chicas. Se fomenta la idea de que cada niño o niña puede alcanzar o ser aquello que quiera en la vida sin roles de género.

Es una opción que se adapta a todo tipo de entornos y necesidades educativas: pueden ser escuelas de un solo sexo, clases diferenciadas por sexos en escuelas mixtas o diferenciando por sexo solo en algunos tramos del ciclo educativo o en determinadas asignaturas. 

Estas son algunas de las ventajas que indica la European Association of Single-Sex Education sobre este modelo educativo:

Ventajas del modelo educativo

  1. Mejora el clima escolar. La educación diferenciada ofrece al alumnado un entorno de aprendizaje más libre de presiones sociales, estereotipos y convencionalismos. No hay asignaturas o materias que sean más propiamente de chicos y otras que sean de chicas, sino que se minimizan los efectos de la polarización sexual. Se contribuye a buscar las preferencias y vocaciones de cada alumno y alumna con una visión más amplia. Además, las chicas viven en un clima que rebaja la obsesión social y mediática por el culto al cuerpo y la estética. 
  1. Mejora el éxito escolar. La single sex education se adapta a los ritmos madurativos y los estilos de aprendizaje de los niños y niñas. El proceso madurativo de las chicas es más rápido que el de los chicos, o las niñas tienen mayor poder de concentración y de prestar atención. En cambio, los niños, por regla general, requieren de movimiento, espacio, acción, metas cortas … 
  1. Mejora el rendimiento académico. Los buenos resultados académicos son unos de los motivos por el que algunas familias prefieren este modelo educativo para sus hijos e hijas. En Canadá, por ejemplo, los resultados académicos más brillantes proceden de centros educativos que son exclusivos para chicos o chicas. 
  1. Aumenta las salidas profesionales. La educación diferenciada por sexo proporciona a los alumnos y alumnas más libertad a la hora de elegir qué materias y salidas profesionales quieren, sin que estén asociadas a su género. 
  1. Favorece la cohesión social. En Estados Unidos encontramos varios ejemplos que ponen de manifiesto que la educación diferenciada ayuda a combatir el fracaso escolar y fomenta la igualdad de oportunidades entre el alumnado que se encuentra en riesgo de exclusión social.
  1. Rompe con los estereotipos. Una problemática que se da con frecuencia en las aulas de los centros educativos europeos es que los alumnos y alumnas tienden a adoptar unos roles y normas que se consideran propios del género al que pertenecen o con el que se identifican. Se pueden crear así formas de actuación poco académicas y cargadas con el bagaje cultural y estereotipos sexistas que traen del exterior de la escuela. En cambio, en un centro de educación diferenciada, si está bien gestionada, se normalizan distintas formas de ser mujer o de ser hombre. 

Desventajas o contras de la educación diferenciada por sexo

Hay también posturas contrarias a la single sex education

Estos son algunos de los argumentos que dan las personas o instituciones contrarias a este modelo pedagógico:

  1. No se adapta al mundo real. En el colegio solo pasan una parte pequeña de su vida diaria. El resto del tiempo estos chicos y chicas conviven con hombres y mujeres sin distinción alguna. Los detractores de este tipo de educación señalan que a estos chicos y chicas se les está limitando su oportunidad de relacionarse con normalidad con las personas que son del sexo contrario al suyo.
  1. No atiende a la diversidad dentro de un mismo género. En este tipo de educación se ofrece una educación diferenciada por el hecho de ser niño o niña, pero no se atiende a las necesidades específicas que puede tener una persona independientemente de su género. 
  1. Peor rendimiento en el ámbito universitario. Los alumnos y alumnas que han estudiado en un centro de educación diferenciada, al llegar a la Universidad, donde conviven con hombres y mujeres, pueden presentar peor rendimiento académico que un chico o una chica que ha ido a un centro mixto, ya que puede estar más interesado o interesada en socializar y hacer amigos con las personas del sexo opuesto. 

Nuestra experiencia

En nuestra experiencia en The Lemon Tree Education, los colegios tipo internado son una muy buena opción de colegios separados por sexos. En países con mucha tradición de boarding, esta división siempre es posible y, además, está instaurada de diversas maneras:

  • Colegios exclusivamente para chicos
  • Escuelas solo para chicas
  • Colegios que son mixtos hasta los 11 años y a partir de los 16, pero que separan a alumnos y alumnas en sus clases en esa franja de edad (modelo rombo, como se denomina en Reino Unido)

Hay otra característica que resulta curiosa a quienes no están familiarizados con este sistema: la duración de las clases suele variar. En los colegios de niñas las clases normalmente duran más. A veces, ante una misma duración de clase, el cambio de actividad es más frecuente en una clase para chicos. Esto se basa en que los numerosos estudios que indican que el tiempo que un chico puede estar concentrado en una tarea, o en un tema de discusión, es inferior al de una chica. Los chicos se benefician, por lo general, de un cambio de actividad o de tema más frecuente, mientras que las chicas necesitan profundizar más sobre los temas, dedicarles más tiempo, para retener mejor y entender el por qué de los procesos…

En Reino Unido, por ejemplo, los colegios single sex siguen representando un porcentaje alto de los colegios de tipo independiente (privados) y cada año muchos estudiantes de The Lemon Tree Education disfrutan de las bondades de este tipo de colegios. Que, en muchos casos, son muy diferentes de los colegios donde estudian en España.

Esperamos que con todo lo expuesto en este post, los padres puedan decidir libremente qué tipo de educación les parece más adecuada para su hijo e hija. Teniendo en cuenta que cada individuo tiene unas necesidades y características específicas y que la labor docente ha de ir encaminada a dar respuesta a estas individualidades.

Sobre el Autor

The Lemon Tree Education

The Lemon Tree Education

Somos un equipo de consultores de educación con amplia trayectoria en el sector. Ayudamos a familias y profesionales de la educación a desarrollar un plan estructurado para sus hijos o alumnos. #transparencia #educacioninternacional #expertoseneducacion

Deja un comentario

Dinos cómo podemos ayudarte. Te llamamos.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad