Inteligencias múltiples – Crea tu propio aprendizaje

Inteligencias múltiples – Crea tu propio aprendizaje
26Feb 2022

Mozart, Cervantes, Darwin, Einstein… ¿Quién fue más inteligente? La inteligencia es un concepto complejo y polémico, que ni tú, ni yo, ni las personas expertas en la temática han llegado a comprender y definir con claridad.

Algo que incluye gran parte de las definiciones propuestas es el concepto de “crear”. La creatividad, de la que ya hemos hablado en artículos anteriores, está estrechamente relacionada con la inteligencia. Si quieres ser realmente inteligente, crea tus propios aprendizajes.

En este artículo, partimos de una teoría, pero la importancia está en la práctica: replanteate el concepto de inteligencia y motívate a seguir tus propios procesos creativos para desarrollarla. Para ello, ¡tendrás que leer hasta el final!

¿Qué es la Teoría de las Inteligencias Múltiples?

La Teoría de las Inteligencias Múltiples, desarrollada por Howard Gadner, defiende que existen ocho inteligencias más o menos desarrolladas en cada persona: verbal-lingüística, lógico-matemática, visual-espacial, cinética-corporal, musical, intrapersonal, interpersonal y naturalista. Si quieres conocer más sobre estas, puedes hacerlo en este enlace.

Las inteligencias interpersonal e intrapersonal dieron lugar al concepto de inteligencia emocional, popularizado gracias al libro homónimo de Daniel Goleman. Además, se ha propuesto una novena inteligencia, que se considera esencial y exclusiva en los seres humanos, la inteligencia espiritual. Cada persona es única en su combinación de inteligencias. Pongamos un ejemplo. Para ti pueden ser más fáciles y agradables los ejercicios de educación física que los de matemáticas, a tu compañera de clase no se le resiste la informática, aunque se le hacen bola los proyectos artísticos… Por otro lado, tu hermano es una persona muy espiritual con una habilidad social envidiable, pero os perdéis siempre que él maneja el GPS.

¿Qué nos aporta esta teoría?

Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil.

Albert Einstein

Si cada persona es única, no existe una única forma de aprender. Por tanto, deben valorarse las propias capacidades y los esfuerzos.

Aceptar que eres mejor en unas tareas y peor en otras, además de conocer cuáles son, forma parte de tu propio proceso de autoconocimiento y te puede ayudar en la toma de decisiones. Por ejemplo, para elegir asignaturas o rutas académico-laborales. Aquello en lo que eres bueno podría ser entendido también como tu “talento”, y tomar consciencia de estos talentos facilita tu desarrollo positivo en comunidad.

¿Cómo puedes estimular tus inteligencias?

No olvidemos que la inteligencia no es estática, sino dinámica, puede crecer y mejorarse. Cuanto más desarrolles las diferentes habilidades humanas, más fácil te será, por lo general, enfrentarte a las demandas de la vida. ¡Despierta las inteligencias dormidas! ¿Te atreves a probar los siguientes ejercicios para entrenarlas y fortalecerlas?

Inteligencia espiritual

  • Cuestiónate preguntas fundamentales como el sentido de la vida, el destino del mundo, si ocurre algo después de la muerte, la función y el origen del arte, el concepto de amor y de belleza…
  • Mantén conversaciones filosóficas ¡hasta que sientas explotar tu cabeza!
  • Experimenta amor profundo por otras personas y otros seres, por la naturaleza… hasta sentir armonía con todo.
  • Practica tu fe si la tienes, participa en comunidad de tu religión, sea la que sea.

Inteligencia naturalista o ecologista

  • Practica actividades al aire libre, haz rutas de senderismo.
  • Observa la fauna a tu alrededor: aves, insectos…
  • Participa en juegos de orientación y supervivencia.
  • Utiliza aplicaciones para móvil que te permiten identificar especies vegetales, la posición de las estrellas…  
  • Recolecta hojas o flores secas. Haz un diario de campo con ellas.
  • Participar en proyectos de cuidado del medioambiente y de protección de otros seres vivos.
  • Conecta con la naturaleza. Aquí algunas técnicas para ello: https://www.thelemontreeeducation.com/tecnicas-para-conectar-con-la-naturaleza/
  • Expón tus sentidos a los sonidos, olores, sabores, colores… de la naturaleza. Juega a intentar adivinarlos.

Inteligencia intrapersonal

  • Haz una gráfica en la que registres diariamente tus emociones más destacables del día, tus sensaciones físicas, tu nivel de energía o activación. Revisa y toma conciencia de tus propios ciclos.
  • Aprende a concentrarte. Practica la técnica de los 15 minutos reservados en el día para pensar en las cosas que te preocupan. Esto impide que el resto del tiempo se disperse tu atención.
  • Prueba a practicar mindfulness o meditación. Haz una parada en tu vida y dedica un momento para escucharte y mirarte por dentro.
  • Reflexión silenciosa mediante diarios de pensamientos, ideas, vivencias, aprendizajes…

Inteligencia interpersonal

  • Relaciónate con el resto de personas y reflexionar sobre estas interacciones. Podemos pedir feedback cuando no sabemos cómo les ha hecho sentir algo.
  • Escribe cada día las interacciones socialmente exitosas que has tenido y las “cagadas” que has hecho, y cada semana revisalas.
  • Haz de jurado, fíjate en la forma en que interaccionan otras personas y plantea propuestas de mejora.
  • En general, entrena tus habilidades sociales.

Inteligencia musical

  • Escucha música, atiende de verdad, cierra los ojos…
  • Atrévete a tocar un instrumento, practica.
  • Improvisa instrumentos musicales reciclados, hazte una batería con cubos de pintura y palos, maracas con botellas… Compón y experimenta.
  • Canta y tararea, en grupo o en solitario, en la ducha y en cualquier parte.

Inteligencia corporal-kinestésica

  • Sal a bailar, haz concursos de baile o juega al “Just Dance”.
  • Haz ejercicio físico y practica cualquier deporte.
  • Pasea y atiende cómo se mueve tu cuerpo, cómo pisan el suelo tus pies, tus sensaciones físicas…
  • Hazte consciente de tu lenguaje corporal, obsérvate…
  • Haz teatro, mímica, juega a juegos de representar y adivinar conceptos mediante gestos o con posiciones de estatua.

Inteligencia visual-espacial

  • Algunos juegos para desarrollarla son el clásico ajedrez, juegos de construcción, o de diferenciar formas y colores, como el “Jungle Speed”.
  • Es muy útil dibujar y pintar; si no sueles hacerlo, puedes probar con los mandalas, que además son relajantes.
  • Organiza y clarifica la información en mapas conceptuales, gráficas con colores, collages…

Inteligencia lógico-matemática

  • Descifra códigos de símbolos. Diseña acertijos para tus amigos.
  • En actividades diarias, como hacer la compra, realiza cálculos mentalmente y no con la calculadora del móvil.
  • Juegos y retos de lógica, encontrar patrones.
  • Resolución de problemas. Un librillo de sudokus te vendrá genial para llevarlo a la playa este verano.

Inteligencia verbal-lingüística

  • Leer (ya sean novelas, poemas o los artículos de The Lemon Tree Education) escribir y hablar, son actividades fundamentales para entrenar este tipo de inteligencia.
  • Charlas tipo TED de andar por casa. Con un grupo de amigos y amigas inquietos, repartid diferentes temáticas propuestas que sean de vuestro interés y preparaos presentaciones. Si quieres inspirarte, entra en la página web de TED, una comunidad global de difusión de ideas.
  • El humor también es una poderosa herramienta para desarrollar el ingenio, a través de juegos de palabras, pareados, chistes… Una vez que coges esta dinámica, se vuelve incontrolable, ¡todo son risas!
  • Haz ejercicios de escritura creativa, ¡mejor aún si son en equipo! Puedes probar con “Story Cubes” o puedes crear tus propios dados creativos: “¿Quién?”, “¿Qué?” y “¿Dónde?”, 3 dados que incluyan dibujos de posibles personajes, acciones y lugares de los que partir para contar una historia. Nunca sabes dónde te llevará un “érase una vez…”.
  • Tener un diario o agenda en el que ir recogiendo tus vivencias, ideas, pensamientos…
  • Escribe cartas. Si te cuesta expresarte al hablar, prueba a hacerlo primero por escrito, así ordenas tus ideas y objetivos.
  • Debatir sobre diferentes temáticas, ya sea de manera informal o de manera organizada apuntándote a un club de debate.
  •  Haz listas de vocabulario. Apunta aquellas palabras nuevas que vas leyendo o escuchando, escoge una o dos cada día al azar y esfuérzate por utilizarlas en situaciones cotidianas. ¡Sorprenderás!
  • Rescata los clásicos crucigramas y autodefinidos.
  • El juego del ahorcado, otro clásico muy útil para aprender idiomas.
  • Juegos de mesa tipo “Scrabble” de formación de palabras, siempre son buena opción para divertirse en grupo o en familia.

Estas son solo algunas ideas, pero hay infinidad de formas de despertar y expandir tu inteligencia por tu cuenta. Si te apetece, comenta las que se te ocurran y así llenaremos nuestra mochila de posibilidades.

Empodérate, construye tu propio aprendizaje, y atrévete a potenciar tus destrezas.

¡Hasta más leer!

Patri Rivero Ríos

Sobre el Autor

Patricia Rivero

Patricia Rivero

Psicóloga, neurocientífica, diseñadora de programas socioeducativos y acompañante de menores en situación de vulnerabilidad. Amante de todas las formas de vida, mi misión es crear espacios sostenibles. Cooperante y gestora en proyectos de agroecología y protección animal. Escritora y fotógrafa en búsqueda de aprendizajes.

Deja un comentario

Dinos cómo podemos ayudarte. Te llamamos.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad