Crecer en el cruce de culturas: adolescencia e identidad

Crecer en el cruce de culturas: adolescencia e identidad
23Oct 2021

Todo fluye, todo está en movimiento y nada dura eternamente. Por eso no podemos descender dos veces al mismo río, pues cuando desciendo al río por segunda vez, ni el río ni yo somos los mismos.

Heráclito

¿A qué nos referimos cuando hablamos de identidad? ¿Te has parado alguna vez a pensar quién eres? Normalmente la gente habla de sí misma y/o de los demás teniendo más o menos clara la distinción que existe entre ambos. Por lo menos, físicamente hablando, ya que, como seres sociales que somos, las comparaciones son algo que forma parte y nace de nuestras interacciones.

¿Qué es la «identidad»?

Independientemente de la cultura, etnia o religión. La identidad es algo presente en todos y cada uno de nosotros y que está, inevitablemente, relacionada con todos estos factores mencionados, además de con el origen de cada uno.

Por ello, a través de nuestra identidad, aquello que nos representa, establecemos diferencias entre nosotros y los demás. La identidad engloba nuestra manera de entender y relacionarnos con el mundo. Así como la forma de interiorizar y darle forma específica y distintiva a las cosas que percibimos. De esta manera, dentro de una misma cultura, vamos a encontrar identidades totalmente diferentes a pesar de compartir un gran número de factores.

indentidad

¿Por qué nos interesa esto?

Actualmente, la diversidad cultural es un tema cada vez más presente en nuestras vidas, que no pasa desapercibido y en el que es necesario trabajar en su adecuado desarrollo para la construcción de un mundo inclusivo y justo.

Uno de los aspectos que se ve más afectado en la adolescencia es la identidad. A lo largo de nuestra vida, de mi vida, no he parado de hacerme preguntas de todo tipo, pero, innegablemente, en esa etapa todas estas dudas se acentuaron de forma exponencial.

¿Por qué me pasó esto?

La adolescencia es un momento de cambio, de transición, de cuestionar todo lo que hasta ese momento hemos construido y de lo que estábamos tan seguros, influido además, por nuestra cultura y el cruce de otras que chocan con la nuestra. Ahí es donde hay que aprender a desenvolverse, relacionarse, aceptarla y convivir con otras.

El viaje más apasionante es aquel del descubrimiento del Ser

indentidad

Antes que nada, para poder comprender y asumir esta nueva realidad, tenemos que saber quiénes somos y aceptar esta evolución, crecimiento y dejarnos envolver por los nuevos estímulos y posibilidades que se presentan. De esta manera, será posible ampliar nuestros horizontes identitarios.

¿Cómo me relaciono con los demás sin perder mi propia identidad?

La respuesta a esta pregunta no es tarea fácil, aunque, más bien, su ejecución no es tarea fácil. La clave está en ser nosotros con el grupo y no siendo “el grupo” o “para el grupo”. Es decir: debemos construir nuestra propia identidad estableciendo esas diferencias que nos conforman como seres únicos y singulares y a la vez estableciendo esos vínculos de pertenencia común con los demás. Hoy en día, todo esto se ve muy influido por las redes sociales. A través de las cuales también creamos nuestra identidad e incluso otra diferente, moldeándola y adaptándola a las demandas externas y a la imagen que queremos dar. Si te interesa esta parte más centrada en redes sociales, mira este artículo.

La diversidad cultural con la que convivimos supone un choque directo hacia nuestra identidad. Así como para la del otro, debido a que confluyen dos puntos opuestos de entender el mundo. Ambos producen cambios e influyen en la identidad comunitaria. La apertura a otras realidades y la aceptación de la misma nos lleva a cuestionar, plantear, añadir o rechazar aspectos. Que quizás nunca nos habíamos planteado y que, de una manera u otra, nos van a influir.

Si quieres saber más sobre este tema, échale un vistazo a este artículo.

Parece fácil, sin embargo, todo este proceso no lo es, ya que hay muchos prejuicios por ambas partes. Que dificultan una relación abierta a ese cambio o ese empaparse de nuevas perspectivas. En esto influye mucho la predisposición que tengamos de acoger nuevas creencias o simplemente de aceptarlas. Y, como en todo, una moneda tiene dos caras; podemos encontrarnos tanto en el grupo receptor que acoge una cultura diferente, como siendo aquella persona, en minoría, que necesita ser acogida por otra realidad diferente a la nuestra. De esta manera, la búsqueda de esa integración con la sociedad de acogida siempre está presente. Esto conlleva, cuando no obtenemos respuesta o lo que obtenemos es un rechazo, a renegar de nuestra identidad ya establecida y/o nuestros orígenes. Produciendo ausencia de inclusión para dar paso a la exclusión.

Y si te interesa saber más sobre los retos como viajero, no dejes de leer este texto.

¿Cómo podemos aprender a gestionar todo esto?

La mera existencia de diferentes grupos sociales o culturas ya supone ciertos conflictos de identidades que no nos habríamos imaginado nunca. Esto está relacionado, por ejemplo, con el lenguaje, el acento, la conducta, etc. Que son aspectos que marcan diferencias respecto a otros grupos pudiéndonos hacer sentir fuera de lugar. Muchas veces pasamos por una transición en la que hay que desprenderse de algunas creencias o formas de identificarnos para coger otras nuevas.

indentidad

De esta manera, es necesario un proceso de adaptación e integración, no solo para llegar a tener ese sentimiento de pertenencia. Sin el cual, nuestra identidad se vería afectada hasta el punto de sentirnos desplazados del resto. Sino también, para recibir de la forma más sana posible, otras formas de relacionarse con la vida. Pero, ¿si acogemos creencias que no son nuestras no estaríamos perdiendo nuestra esencia? Esto no quiere decir que sí o sí debamos de cambiar nuestra forma de ver el mundo. Simplemente tener presente, que hay un gran abanico de posibilidades de entender las cosas que pasan a nuestro alrededor y estar abiertos a aceptar y a acoger esas nuevas perspectivas para convivir con ellas en armonía, desde el respeto y el cuidado.

¿En algún momento nuestra identidad permanecerá estable en el tiempo?

La identidad está continuamente en cambio, ya que son construcciones mentales que se forjan a través de nuestras vivencias. Por ello, esta identidad no solo se crea a través de las características de la sociedad que nos acoge. Sino que también se ve afectada a un nivel más específico atendiendo a la familia, trabajo, grupo de amigos, colegio, etc. Es necesario que la persona sepa identificarse a sí mismo como ser individual, con una identidad única y a su vez encajarla en el grupo como miembro igualitario del mismo.

Esto no supone cambiar por completo nuestra identidad, sino moldearla y adaptarla cuando sea necesario. Sin embargo, hay ciertos aspectos de la identidad que se van a mantener igual en el tiempo, que son inmodificables, propios de la cultura de origen. Lo cual sirve como base segura para la persona, mientras otros aspectos están en cambio.

indentidad

5 trucos para mantener una relación idónea con nuestra identidad

  1. Las necesidades emocionales básicas son las mismas independientemente de la cultura. Por lo que ahí tenemos una pista para saber qué demanda la otra persona o comunicar nosotros nuestras necesidades.
  2. Nuestra cultura es un marco de referencia de emociones adecuadas para relacionarnos entre nosotros, aquí podemos tener un punto en común para un mayor entendimiento.
  3. Dar espacio a la comprensión, aceptando posturas que no se compartan.
  4. Ser flexibles en la acogida del otro y aportar confianza en la diversidad.
  5. Todos tenemos la necesidad de sentirnos aceptados y respetados por los demás, por lo que adaptarnos a la situación es crucial.

Sobre el Autor

Iván Ballesteros

Iván Ballesteros

Ivan es coordinador de proyectos sociales, emprendedor, facilitador y coach. Ha viajado por Europa y África analizando comunidades donde el desarrollo personal y comunitario son los ejes principales. Ha trabajado en países como España, Rumania, Italia y actualmente Alemania, diseñando programas educativos donde la cooperación, la creatividad y la responsabilidad son el contexto. Su visión es crear una comunidad alternativa para jóvenes, donde cultivar sus habilidades y desarrollar proyectos sostenibles.

Más sobre mí:

Deja un comentario

Dinos cómo podemos ayudarte. Te llamamos.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad