¡Ya tengo familia! ¿Y ahora qué?

¡Ya tengo familia! ¿Y ahora qué?
05Jun 2022

¡Comienza la aventura! ¡Ya tienes familia!

En los programas académicos en el extranjero, cuando el alojamiento se hace en una familia del país de destino, todos los estudiantes tienen en algún momento los nervios y la preocupación de conocer a la que será “su familia fuera de casa”. 

Te damos algunas pautas para acoger de la mejor manera posible a la que será “tu nueva familia”. 

Antes de volar al destino

Ya tienes familia. Prueba, acepta todo tipo de familia

Lo primero que debes tener en cuenta es que vas a estar en un programa de integración en la forma de vida estadounidense o canadiense. No solo vas a practicar un idioma, sino que se trata también de conocer a otras personas, descubrir un nuevo país y una cultura diferente. Es importante enfocar nuestra atención en el hecho de que es una experiencia cultural.

Al principio puede que te choque el primer contacto con la familia. Hay que tener en cuenta que este programa es una inmersión en la realidad norteamericana, con familias de muy diversa procedencia, usos lingüísticos, creencias religiosas, etc. Es crucial que el estudiante se integre y participe como un miembro más de la familia.

Claves para comenzar la relación con ellos

Estos son algunos tips que te pueden ayudar a romper el hielo e iniciar con buen pie la relación con tu familia de acogida:

  • No juzgues: no te guíes por las fotos (si las recibes, ya que no siempre es así). Lo importante es tu actitud ante la experiencia y tu disposición para adaptarte a todo tipo de circunstancias.
  • Ponte en contacto con ellos: escríbeles un email, agradéceles que te vayan a recibir en su casa. ¿Tienes ganas de verlos y conocerlos? ¡Pues díselo, sé abierto! 
  • Videollamada ¿sí o no? Si crees que te vas a sentir más cómodo, proponles hacer una llamada de vídeo en algún momento antes de volar. Esto ayuda a quitar algunos miedos. En caso de que no se sientan muy cómodos con la idea, acéptalo, tendréis mucho tiempo para conoceros. 
  • No prejuzgues el orden del hogar. En la cultura norteamericana el orden y la limpieza de las casas son muy diferentes a los de España. Las imágenes que veas te mostrarán la realidad del día a día, no una casa especialmente ordenada para las fotos o para la videollamada. Recuerda que la vida “va muy rápido”, en EE.UU. y Canadá: se pasa mucho tiempo fuera de casa, se madruga mucho y no se suele dedicar mucho tiempo o esfuerzo a mantener la casa especialmente limpia y ordenada.
  • Abre tu mente, no te crees expectativas de lo que piensas que sería tu año, no creas que será exactamente como has visto en las películas. Crea tu historia, una vez allí, con tu familia, amigos, profesores, vecinos, colegio, tu comunidad… eres tú el único que tiene el poder de hacer de esta experiencia, el mejor año de tu vida. 
  • Céntrate en el crecimiento que vas a tener en un año muy especial de tu vida.

Sobre las familias de acogida

En el caso del programa con visado J1 en EE.UU., tienes que recordar que se trata de familias voluntarias, que se ofrecen a acoger a estudiantes como tú, estudiantes de otros países para mostrarles la cultura del país donde viven y que están interesadas genuinamente en la experiencia. Estas familias pasan unos estándares de calidad, a través de las instituciones encargadas del programa y del Departamento de Estado de EE.UU.

En el caso del programa con familia en Canadá, las familias son remuneradas, pero independientemente de eso, te están abriendo su hogar y te dedicarán parte de su tiempo para hacerte sentir “en casa”. Las familias pasan una serie de entrevistas, deben presentar certificados de penales y los distritos escolares y empresas de alojamiento se aseguran de que cumplen también unos estándares de calidad.

Ya en tu destino

¡Comienza la experiencia! Tras meses o semanas de espera, llegas finalmente a la que será tu casa durante el próximo año. Tanto para ti como para la familia de acogida es un momento muy emocionante.

Los primeros días y semanas son cruciales para determinar la rapidez y tu grado de integración y adaptación.

El camino y actitud que tomes en este momento te acercará o alejará de vivir una experiencia agradable, satisfactoria y que valga la pena. Aquí van algunos consejos que te pueden servir una vez estés allí, pero especialmente para las primeras semanas:

– Asegúrate de aprender las normas y costumbres de tu familia. Si no estás seguro/a, pregunta. Tendrás que esforzarte para convertirte en un verdadero miembro de la familia, pero merecerá la pena.

Intenta que el contacto con tu familia española no sea excesivo. Sabemos que es difícil, que estamos muy acostumbrados todos a la hiperconectividad, pero ese esfuerzo ¡merecerá mucho la pena! No estés continuamente con el móvil en la mano, chateando por WhatsApp, mandando emails, haciendo videollamadas o “colgado” de Instagram. ¡Estás allí para conocer gente nueva y vivir experiencias que te hagan crecer! Céntrate en hacer amigos en el colegio, mantenerte activo y participa en la vida diaria de tu familia de acogida. Estas son las cosas que te ayudarán a tener esas experiencias y recuerdos de un año inolvidable.

Pasa todo el tiempo posible con tu familia e intenta conocerla más allá de lo superficial. Colabora en las tareas domésticas, ofrécete a ayudar, háblales de ti, pregúntales por su día, participa en sus conversaciones…

Involúcrate. Busca formas de participar en la escuela, la comunidad, la iglesia y en las actividades de tu familia en Canadá o Estados Unidos. Esto no sólo te ayudará a conocer gente nueva, sino que te proporcionará nuevas experiencias y te dejará bonitos recuerdos.

Incluso si no eres deportista, anímate a unirte a uno de los equipos de algún deporte en tu colegio. Todos los estudiantes, cuando vuelven, aseguran que ser miembro de un equipo es una de las mejores maneras de hacer amigos. No todos van a estar equivocados, ¿no? ¡Hazles caso!

Sonríe, sé amable y crea vínculos. Si eres tímido, pide a tu familia que te ayude a planificar y practicar algunas conversaciones en casa para que te sientas cómodo comunicándote con tus compañeros en el colegio. Esa pequeña práctica te hará sentirte más cómodo cuando llegue el “momento de la verdad”.

Arriésgate. Prueba nuevas actividades y comidas, comunícate en inglés aunque no estés seguro de que sea gramaticalmente correcto… Del ensayo y el error es de donde se aprende.

Acepta invitaciones a actividades y eventos incluso si al principio tienes la sensación de que la actividad no te va a resultar interesante. Este es tu año para probar cosas nuevas. ¿Quién te dice que no vas a descubrir tu nueva pasión por el rugby, el lacrosse, la cocina… y que seguirás practicando cuando vuelvas a España?

Demuestra entusiasmo. Esta palabra es clave para tu año en el extranjero: entusiasmo. Si no sabes qué significa una palabra, utiliza una traductor para buscarla. Si te invitan a un evento, acéptalo y disfruta al máximo de él. Tendrás una gran experiencia este año si te comportas, trabajas y aprendes con entusiasmo.

Confía en los consejos de tu familia de acogida y de tu coordinador local. Ellos están familiarizados con la cultura de su país y pueden ayudarte a tomar decisiones en algún momento en que no tengas claro cómo actuar.

– Si estás triste, echas de menos a tu familia o necesitas ayuda, habla con tu familia de acogida, con tu coordinador y con tu mentor en The Lemon Tree Education. Están -y estamos- aquí para ayudarte.

Desde The Lemon Tree Education te queremos decir que, lleva tiempo y esfuerzo adaptarse a una nueva familia, escuela, ciudad y cultura. Take it easy! A medida que pasan los días, no te olvides de tus objetivos para este año y toma decisiones que te ayuden a conseguir esos objetivos. Si te esfuerzas al principio, te adaptarás rápidamente y pronto te sentirás cómodo y feliz de estar viviendo esta experiencia. 

Sobre el Autor

The Lemon Tree Education

The Lemon Tree Education

Somos un equipo de consultores de educación con amplia trayectoria en el sector. Ayudamos a familias y profesionales de la educación a desarrollar un plan estructurado para sus hijos o alumnos. #transparencia #educacioninternacional #expertoseneducacion

Deja un comentario

Dinos cómo podemos ayudarte. Te llamamos.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad