¿Damos demasiada importancia a las notas de nuestros hijos?

¿Damos demasiada importancia a las notas de nuestros hijos?
13Nov 2022

Las notas son un indicador de la capacitación que han alcanzado niños, niñas y jóvenes sobre un contenido específico, después de un proceso de enseñanza. Pero ¿la capacitación académica es lo único necesario para alcanzar el éxito en el futuro? ¿Las notas pueden indicar todo el conocimiento adquirido?

Como individuos, somos complejos. Para convivir en un mundo laboral y social necesitamos cualidades que van más allá de aprender un texto o una ecuación, de analizarlos y de ser calificado con un sobresaliente o un notable. Por lo tanto, la nota no mide todo lo que es importante; incluso, resulta poco fiable para valorar el aprendizaje total del estudiante.

Esto nos lleva a preguntarnos como padres y madres ¿estamos otorgando demasiada importancia a las notas de nuestros hijos?

¿Damos demasiada importancia a las notas de nuestros hijos?

¿Realmente se puede medir el conocimiento? ¿Qué se valora en un examen?

Con el conocimiento se pueden alcanzar buenas notas. Pero las notas son una medida o un escalafón que no alcanza a medir todo el conocimiento.

Debemos comprender que el conocimiento es el conjunto de información, de habilidades, de valores fundamentales y de destrezas que un individuo adquiere a través de la experiencia que significa un determinado proceso de enseñanza-aprendizaje.

Y hasta ahora, la mayoría de los sistemas de calificación en el ámbito educativo se basan en exámenes o evaluaciones que solo miden cuánto conocimiento tiene el estudiante sobre un contenido determinado. Los exámenes y evaluaciones no tienen en cuenta todo el entorno o todo lo que ha ganado el estudiante mientras ha pasado por ese proceso de aprendizaje.

En consecuencia, las notas resultan un factor bastante limitado para poder valorar todo el conocimiento adquirido por el joven. Además, existen aptitudes, destrezas o competencias que no se obtienen en una clase o en un libro, que se obtienen solo dentro del seno familiar, pero que son igualmente necesarias para alcanzar el éxito.

¿Damos demasiada importancia a las notas de nuestros hijos?

El aprendizaje es más que buenas calificaciones ¿cómo de importantes son las notas?

El obtener excelentes calificaciones parece que se tornó más importante que el mismo tránsito dentro del aprendizaje. Aunque están surgiendo nuevas metodologías de enseñanza y evaluación

Si bien las notas son importantes y son una señal de la capacidad y conocimiento de los jóvenes, también debemos entender que no es la única manera de hacerlo.

Es cierto que las notas están asociadas de manera directa con cierta probabilidad del éxito y sirven para crear un expediente o curriculum vitae que abra las puertas de universidades y empresas, sin embargo, también es cierto que para alcanzar el éxito se necesita más…

Por esto, como padres debemos estar atentos a no otorgar a las notas mayor importancia de la que verdaderamente tienen. Debemos cuidarnos de no utilizar las notas como indicadores del éxito o como un sistema por el que se pueda comparar el conocimiento de nuestro hijo con los demás estudiantes del curso.

Hay que mantener un equilibrio. No puede seguirse premiando solo al estudiante que más memoriza. Las universidades, los empleos y cualquier emprendimiento o invención requieren tanto de un alto nivel de estudios (con altas notas) como de ciertas cualidades creativas, emocionales y actitudinales.

Para ser un profesional e individuo exitoso también se necesita trabajar y desarrollar las cualidades humanas. Se debe tener la capacidad de gestionar las emociones, de saber trabajar en equipo, de tratar a las personas con mayor empatía, de tener habilidades creadoras y ser capaces de aportar soluciones en el momento preciso, entre otras habilidades y virtudes.

¿Damos demasiada importancia a las notas de nuestros hijos?

Existen estudiantes que sobresalen en la música, en las artes o en los deportes, otros son una fuente de soluciones creativas o poseen una gran generosidad o compasión que los puede llevar a inspirar la vida de otras personas en el futuro.

Así que, en los niños y jóvenes también deben tomarse en cuenta todos los factores que intervienen en la experiencia durante el proceso de formación.

¿Cuántos factores se involucran en el proceso de enseñanza-aprendizaje?

El aprendizaje es más que comprender un contenido determinado y presentar un examen sorpresa o un ensayo. El aprendizaje, por supuesto, abarca la parte académica, pero también implica la adquisición de competencias y valores que el estudiante obtiene a través de su propia experiencia.

El aprendizaje resulta un proceso complejo en el que, además de la escuela y los profesores, también interviene el entorno educativo, los padres, los compañeros de clase, las emociones del estudiante, sus percepciones y hasta sus propias características individuales.

Los profesores constituyen un pilar fundamental, les enseñan a descubrir su propio potencial. Y la actitud, la aptitud, el interés y las cualidades del estudiante también son parámetros que afectan el aprendizaje. Pero somos nosotros, los padres, los factores principales en la educación de nuestros hijos.

¿Damos demasiada importancia a las notas de nuestros hijos?

La importancia de los padres en la educación: la enseñanza en el seno familiar

Los padres somos fundamentales e imprescindibles en el proceso de aprendizaje. Estamos allí para ofrecerles el amor, la comprensión y el acompañamiento que necesitan en el viaje del conocimiento.

Además, somos los únicos que podemos educar a nuestros hijos en una serie de valores y destrezas que les harán competentes y capaces para asumir los grandes retos del futuro, en el sector universitario, laboral, social y familiar.

No podemos etiquetar a nuestros niños o jóvenes de acuerdo a las notas que obtengan, debemos ser capaces de infundirles el interés y la pasión por descubrir, por aprender y por crecer como individuos virtuosos.

El amor por el aprendizaje les ayudará a obtener buenas calificaciones y hará más por ellos que cualquier buena puntuación, les ayudará a sentirse motivados y a trabajar duro por lo que desean comprender, a ver oportunidades en los contratiempos y a seguir avanzando y creciendo durante toda su vida.

Debemos darle la importancia a las notas en su justa medida, porque la nota de un examen o la calificación final del curso no mide el conocimiento total de nuestros hijos y menos define quiénes serán en el futuro.

En The Lemon Tree ponemos todo nuestro conocimiento y experiencia para desarrollar el mejor plan de educación internacional adaptado a los intereses de cada estudiante. Contáctanos, te proporcionamos un asesoramiento personalizado y te acompañamos en todo el proceso. 

Sobre el Autor

The Lemon Tree Education

The Lemon Tree Education

Somos un equipo de consultores de educación con amplia trayectoria en el sector. Ayudamos a familias y profesionales de la educación a desarrollar un plan estructurado para sus hijos o alumnos. #transparencia #educacioninternacional #expertoseneducacion

Deja un comentario

Dinos cómo podemos ayudarte. Te llamamos.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad