Sostenibilidad – Nuestro impacto en el mundo

Sostenibilidad – Nuestro impacto en el mundo
20Feb 2021

Cuando empezamos a vislumbrar nuestra conexión con el medio ambiente, nos damos cuenta de que está relacionado con absolutamente todo lo que hacemos. Nuestra forma de comprar productos y ropa, nuestro consumo de agua, el uso que hacemos del plástico, lo que comemos, nuestra manera de viajar y los medios de transporte que utilizamos, etc. todos tienen un impacto de una u otra forma en nuestro mundo y en su sostenibilidad. 

Nuestra intención hoy es que puedas ver más fácilmente la conexión entre tu vida y el mundo natural. Cómo nosotros también somos parte del ecosistema mundo y cómo nuestras decisiones como especie pueden estar teniendo muy directamente, aunque no siempre de una forma evidente, un impacto sobre nuestra salud o la de otros, nuestros derechos (o los de otras personas) y nuestra supervivencia como especie. 

Hoy queremos hacer de nexo con esa parte de nuestra realidad para ayudarte a ver que hay formas sencillas de involucrarte ya que apoyar causas medioambientales es también apoyar causas sociales y derechos humanos.

¿Planeta azul? – ¡empecemos por el agua!

En realidad, solo el 1% del agua del planeta es utilizable.  

El agua desempeña un papel muy importante en nuestras vidas. No sólo porque estamos en realidad también “hechos” de agua, sino porque está implicada en la mayoría de las cosas que hacemos y en los productos que consumimos.  

Por un lado, el agua directa es la que utilizamos a diario. Ya sabes… el agua del grifo, para cocinar, el agua de la ducha, la que bebemos, la del inodoro, la que utilizamos para lavar la ropa, los platos…

Por otro lado, el agua virtual es la que se utiliza en la producción de bienes y servicios, es decir, la que necesitamos para producir todo lo que utilizamos.  ¿Sabías que se necesitan 2.500 litros de agua para producir una camiseta corriente? ¿O que el agua necesaria para producir 1kg de carne es la misma cantidad de agua que TÚ consumes durante casi medio año? 

Nuestros océanos están sufriendo nuestros comportamientos inconscientes y la sostenibilidad de los ecosistemas del mundo están en verdadero peligro.

Sostenibilidad

Te proponemos que diseñes tu mapa de agua:

  1. Identifica diferentes ámbitos de tu vida en los que utilizas agua directa (sin perder de vista el agua virtual). 
  2. Calcula tu huella hidrológica y aprende de los consejos que te dan al final del proceso.
  3. Si no hablas inglés aún, reflexiona e investiga cómo puedes reducir tu consumo de agua en los diferentes ámbitos que has elegido y sobre qué te gustaría leer en relación con ese ámbito concreto. 

Por ejemplo, si he identificado que uno de los ámbitos es el agua que utilizo mientras me ducho, podría:

  • Reducir el tiempo de mis duchas.
  • Verter el agua que sale fría de la ducha hasta que se calienta en un cubo, de forma que pueda utilizar ese agua en lugar de tirar de la cadena o para fregar los platos. 
  • Investigar si la ducha tiene algún sello de medioambiente certificado, si tiene algún sistema obtención y almacenamiento del agua que sea más ecológica. Si no es el caso, ¡no hay de qué preocuparse! Simplemente, en un futuro cuando te toque a ti hacer la compra para tu nuevo hogar, a lo mejor podrías tener esos aspectos de sostenibilidad ecológica sobre los que ahora investigues en cuenta. 

¿Residuo cero? ¿5 Rs? – Vivir de una forma responsable

Los seres humanos han creado 8.300 millones de toneladas de plástico desde 1950. Es el equivalente a 1 camión grande de basura vertido en el mar cada minuto de nuestra vida. Si quieres ver más comparaciones sobre la cantidad desorbitada de plástico que consumimos, haz clic en este vídeo.

No sé si lo sabías, pero el 40% del plástico que producimos a nivel mundial está destinado a empaquetar productos que utilizamos en una sola ocasión. Entre otros, productos alimenticios. 

¿Qué es lo que realmente ocurre con el plástico que desechamos?

Puedes averiguar un poco más a través de este vídeo sobre la historia de 3 botellas de agua. Cómo cada una acaba o bien contaminando nuestros subsuelos y ríos, en una de las enormes islas de basura de nuestros océanos, o bien siendo recicladas. 

Sin embargo, aunque nos han educado en esa mentalidad, el reciclaje no es la solución. Evidentemente, también es necesario. Sin embargo, queremos introducirte hoy al concepto de residuo cero.

Residuo cero

sostenibilidad

El propósito es reducir al máximo los residuos (aquello a lo que podemos encontrarle otro uso) y la basura (aquello que no puede ser reutilizado) que generamos en nuestro día a día. Además de reducir considerablemente nuestra huella medioambiental, este movimiento propone una vida sencilla y minimalista

Para que puedas continuar esta reflexión una vez termines de leer este artículo, te proponemos:

  • Que acumules el plástico acumulado por tu familia durante una semana en casa y lo veas con tus propios ojos. Te aseguramos que no tiene nada que ver acumularla conscientemente en comparación con meterlo todo en una bolsa de basura y llevarlo a la papelera de reciclaje, sin más. 
  • Que hagas una lista de todas las cosas que tienen plástico en tu entorno. Puedes hacer un recorrido desde que despiertas por la mañana, vas al baño, desayunas, vas al instituto, y así hasta que te acuestas. 

De esta forma, tomarás consciencia de hasta qué punto es parte de tu realidad, antes de que puedas empezar a implementar pequeños cambios

Una de las pioneras del movimiento de Residuo cero es Bea Johson, que ha escrito un libro superinteresante e inspirador sobre el tema.

Parte de esta filosofía de reducción de los residuos y basura que producimos, pasa por introducir como hábito el método de las 5 “Rs”. Si no te suena, es una manera sencilla de recordar todo lo que podemos hacer como consumidores: 

  • Rechazar: lo que no necesitamos. 
  • Reducir: lo que necesitamos al mínimo. 
  • Reutilizar: cambiando a alternativas desechables y acostumbrándonos a comprar cosas de segunda mano. 
  • Reciclar: todo aquello que no podemos rechazar, reducir o reutilizar. 
  • ROT, que es una palabra en inglés que significa “descomponer”, compostar.
sostenibilidad

Si quieres leer sobre más trucos sobre cómo llevar una vida eco-friendly, te recomendamos este pdf de OXFAM donde encontrarás consejos sobre cómo vivir de una forma responsable en el hogar, tu lugar de trabajo/estudios, sobre cómo comprar de una manera ética y qué otras iniciativas existen ya para que puedas unirte a este movimiento global

Además, no te pierdas este artículo de hace unas semanas.

Tomar consciencia del impacto nuestro comportamiento

Como ya hemos mencionado al principio, todos los ámbitos de nuestra vida tienen una relación con el medio ambiente y su sostenibilidad. Nutrición, transporte, ropa, tecnología, etc. 

Te proponemos que empieces a integrar como hábito el preguntarte siempre: 

¿qué potencial impacto tiene esta decisión en el medio ambiente?

sostenibilidad

Si todos nos hiciésemos esta pregunta y empezásemos a ser más sensibles con las realidades con las que esta pregunta nos conecta, muchas cosas cambiarían tanto a pequeña escala como a nivel de nuestra sociedad. 

Puedes empezar a implementar cambios en tu casa; invitar a tus amigos a unirse a este movimiento, ofreciéndoles información de una forma respetuosa para que ellos también puedan informarse; cambiar la cultura de tu instituto, universidad o empresa en un futuro. Te lo decimos, porque existen muchas empresas en el mundo que son “climate neutral” (incluida la empresa en la que trabajo en Alemania), lo que quiere decir que compensan el impacto negativo que tienen en el medio ambiente emprendiendo y apoyando otras causas medioambientales. ¡Existen formas de cuantificar todo esto!

Como te decíamos al principio, queríamos proponerte algunos hábitos que puedes empezar a implementar en tu día a día. Entre ellos, podemos citar los siguientes: 

  • Prestar atención a los hábitos en tu hogar: observa si existe un equipamiento eficiente de la cocina/baño, si estás tomando duchas rápidas o si hay otras opciones de comida más ecológicas.  
  • Concienciar/te: leyendo, mostrando interés por el tema, educando a la gente de tu entorno en relación con este tema o trasladando todos tus conocimientos al mundo de la empresa cuando llegue el momento. 
  • Participar en asociaciones, formar parte de movimientos de apoyo del medio ambiente, apoyar los programas políticos que realmente se preocupan por estas causas, etc. ¡la que mejor se alinee con tus valores!
  • Correr la voz: no acusando, sino informando a la gente sobre el tema para que ellos también tengan la opción de elegir.  

Encontrarás tu propia manera de involucrarte en cuanto aceptes que este tema también te incumbe a ti. 

¿Por dónde vas a empezar?

Sobre el Autor

Alejandro Ballesteros Barnie

Alejandro Ballesteros Barnie

Alex es community manager, psico-terapeuta, formador y facilitador. Sus grandes aportaciones han sido realizar proyectos de cooperación internacional en Senegal, Costa Rica e India; programas de acompañamiento juvenil, educación emocional y experiencial en España; y coordinar la comunidad de expatriados más grande del mundo desde Alemania. Su misión es crear espacios donde los jóvenes puedan conectar con quiénes son, sus talentos y su manera de contribuir en el mundo de una forma sostenible.

Más sobre mí:

Deja un comentario

Dinos cómo podemos ayudarte. Te llamamos.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad