Las diferencias entre estudiar en la universidad en EE.UU. o en el Reino Unido (2ª parte)

Las diferencias entre estudiar en la universidad en EE.UU. o en el Reino Unido (2ª parte)
10Ene 2021

A la hora de decidir si conviene más estudiar en una universidad en un sistema o en el otro hay varios factores a tener en cuenta. Este artículo es el segundo de esta serie. Si no leíste el primero, ¡no te lo pierdas!  Trataremos de responder a las preguntas que quedaron pendientes.

La vida social de los alumnos

A grandes rasgos, se podría argumentar que la manera de comprender la vida social en las universidades americanas es más gregaria, mientras que en las británicas es un poco más independiente.

Quien haya visto películas sobre universidades americanas, habrá observado el curioso fenómeno del fraternity y el sorority. El primero es para hombres y el segundo para mujeres, aunque hay algunos que son mixtos. Estos son grupos exclusivos que organizan fiestas, excursiones, realizan trabajos en la comunidad y, a menudo, viven juntos en casas designadas por la universidad. Algunas de estas comunidades son selectivas y casi siempre un estudiante ha de ser invitado o ha de pasar unos retos para poder unirse al grupo.

Algunos de estos retos pueden ser desagradables o incluso peligrosos, tanto así que se ha aprobado una ley en 44 estados para hacerlas ilegales. El entrar en una fraternidad u otra, puede tener un gran impacto en las amistades y la vida social de un estudiante.

En cambio, en el Reino Unido, cada estudiante es un individuo y aunque hay organizaciones y clubes, estos no funcionan de manera tan exclusiva ni tribal. En una universidad británica, el individuo tiene que hacer el esfuerzo de conocer a sus amigos y de unirse a los clubes que le interesen. Por supuesto se organizan muchos eventos para facilitar que esto ocurra pero es perfectamente posible para un estudiante más introvertido simplemente asistir a las clases y vivir una experiencia social mucho más reducida.

Las salidas sociales por la tarde y por la noche también son diferentes en ambos países, así como lo es la cultura del consumo de alcohol, ya que en EE.UU. la edad legal para poder beber es veintiún años, mientras que en el Reino Unido es dieciocho. Los primeros también encuentran maneras de acceder al alcohol, pero esto ocurre con mucho menos frecuencia que en Reino Unidos, donde cada estudiante deberá elegir sus límites. En esto vemos una continuación de lo que mencionamos en el artículo anterior: que en EE.UU., se les da a los jóvenes menos libertad de elección y más acompañamiento.

Un padre o educador podrá entender que esto es positivo por un lado, pero puede resultar en un menor crecimiento personal por el otro. En el Reino Unido se podría decir que el aprovechamiento de la oportunidad tiene más que ver con los valores, las prioridades y la fuerza de voluntad de cada estudiante. En Estados Unidos, hay sistemas para disminuir el impacto que tales características pueden tener.

Deportes, clubes y otras actividades extra-curriculares

En ambos sistemas universitarios, hay una grandísima variedad y oferta de clubes, asociaciones de estudiantes y deportes. Sin embargo, sería correcto decir que en EE.UU., los deportes son un aspecto más importante que en Reino Unido. Tanto es así, que allí existen generosas becas que permiten la admisión de estudiantes cuyas notas académicas no hubieran sido suficientes por sí solas. 

Una ventaja de las actividades extra-curriculares en el Reino Unido es que el estudiante, al ser más independiente en su círculo social, puede unirse a clubes, deportes y asociaciones que son muy diferentes una de la otra y, por lo tanto, podrá conocer personas variadas en sus pasiones e intereses. Esto requiere un poco más de esfuerzo que el dejarse llevar, pero encierra muchos potenciales tesoros para quien sepa aprovechar la oportunidad.

Aspectos financieros

Según el College Board, quienes publican gran parte de las estadísticas sobre universidades americanas anualmente, la media del coste total (incluyendo el programa académico y los gastos personales) es de unos 35.000 euros para una universidad pública y 41.000 euros para una privada. Las universidades de élite tales como Yale o Harvard, serían más caras aún. 

En general, hasta recientemente, estudiar en el Reino Unido ha resultado ser más económico al compararse las dos opciones, pero últimamente el coste ha subido considerablemente. Incluso tras esta subida, salía ganando Reino Unido, pero la última información acerca de los impactos del Brexit indica que esta subida va a continuar, ya que a los estudiantes europeos se les considerará internacionales: por lo tanto, el antiguo privilegio de pagar la misma cantidad que una persona británica, se ha perdido para el año escolar del 2021-2022. 

Con todo esto, parece que las diferencias en costes entre ambos sistemas se han nivelado y nos queda hacer un estudio de las becas y apoyos financieros que cada sistema ofrece, para poder tener una idea mejor informada. Esto es un estudio complicado, ya que la variedad de becas y ayudas disponibles es grande. En EE.UU. existen becas deportivas que se pueden complementar con una parte de ayuda financiera para estudiantes con esa necesidad. Por su parte, en Reino Unido no existen ayudas para estudiantes con un alto nivel de algún deporte, si bien existen pequeñas bolsas que aligeran un poco la carga económica. No obstante, las universidades británicas puede que cambien su tendencia en los próximos meses/años. En cualquier caso, siempre está disponible la financiación a través de préstamos por entidades bancarias de tu propio país.

Es recomendable dedicarle un poco de tiempo a estas posibilidades de financiación para cualquier familia que esté interesada en poder enviar a un hijo o hija a estudiar en el mundo anglosajón.

Lo que también es muy importante recordar es que el número de beneficios y el crecimiento personal que conlleva estudiar en uno de estos países es muy difícil de cuantificar. Por esto, The Lemon Tree Education dedica tanto esfuerzo y empeño a facilitar en todo lo posible que esta oportunidad la puedan disfrutar el mayor número posible de jóvenes españoles.  

Sobre el Autor

Guillermo Machado

Guillermo Machado

Guillermo Machado es un educador con inquietudes holísticas, que ha tenido oportunidad de ejercer en más de diez países como parte de su trayectoria profesional. Graduado en Físicas por la universidad de Oxford y luego habiéndose especializado en educación en Nottingham, su interés actual radica en la pedagogía basada en el desarrollo de proyectos, y en cómo fomentar el desarrollo emocional de los alumnos de forma integrada con su formación académica.

Más sobre mí:

Deja un comentario

Dinos cómo podemos ayudarte. Te llamamos.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad